¡Quiero eliminar mi imagen de Internet!

¡Quiero eliminar mi imagen de Internet!

¿Cuántas veces nos hemos hecho una fotografía con amigos y la hemos colgado en Facebook? ¿En cuántas fotos nos han etiquetado? ¿Cuántas veces hemos buscado nuestro nombre en Google y ha salido nuestra imagen en un contexto que ni recordábamos o que pensábamos que, únicamente, era privado y no público para los millones de usuarios de Google?

Pues bien, dado que la difusión de imágenes o vídeos publicados en diferentes servicios de Internet, sobre todo en redes sociales, es un tema muy sensible, debemos tener claras dos condiciones a cumplir cuando queremos colgar en la red imágenes de otra persona. En primer lugar, tenemos que informarle de que tenemos una imagen suya y, a continuación, tendremos que pedirle el consentimiento para poderla hacer pública en Internet.

Parece evidente, que el problema se agranda con las nuevas tecnologías. Las grabaciones de vídeos o la realización de fotografías ya no sólo las guardamos en nuestros dispositivos electrónicos, sino que ahora las compartimos, por ejemplo, a través de grupos de Whatsapp.

Cuando los que son parte de una grabación o imagen difunden este contenido deben ser conscientes de que necesitan la autorización del resto de personas que aparecen dicho contenido. Si difunden un vídeo de carácter íntimo sin el consentimiento de las otras personas que aparecen se estaría vulnerando su derecho al honor, intimidad y propia imagen y, además, podríamos estar hablando de un ilícito penal . Es decir, quien comparta contenido íntimo de terceros sin su consentimiento se enfrenta a penas de privación de libertad de hasta un año.

Pero no nos asustemos. Siempre que no queramos que otro utilice nuestros datos, podremos salvaguardar nuestros derechos, como el de cancelación de nuestros datos, ante las Agencias de Protección de Datos, que nos facilitan diferentes medios para poder defendernos.

¿Qué debo hacer?

• El ejercicio del derecho de cancelación es un derecho personalísimo. Es decir, únicamente lo puede solicitar la persona afectada o, en el caso de los menores de 14 años, sus padres o tutores legales.

• Es recomendable contactar con quien colgó el contenido solicitando su eliminación. Tanto si se opta o no por este paso es imprescindible que nos dirijamos a la empresa o persona que trata nuestros datos o las difunde y que acreditemos nuestra identidad y los enlaces que contienen los datos que queremos cancelar.

• La empresa tiene diez días, desde la recepción de nuestra solicitud, para cancelar los datos y notificarnos que están cancelados.

Así pues, no hay ningún problema en hacernos fotos o salir en un vídeo, pero debemos ser conscientes de los peligros que Internet nos puede causar si no protegemos adecuadamente nuestra intimidad.

Compartir:FacebookTwitter
Escrito por
Judit Garrido Fontova
Escribe un comentario